panelarrow

Valor sindical

Blog de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT

derechosylibertades

Por nuestros derechos, por nuestras libertades

| 0 comments

A pocos días del Primero de Mayo, la última semana ha estado marcada por las movilizaciones de nuestros pensionistas. El pasado fin de semana volvió a ser un día importante tanto para las organizaciones sindicales como para el país en general. Miles de ciudadanos y ciudadanas volvieron a salir a la calle para pedir unas pensiones dignas.

Desde hace mucho tiempo, prácticamente desde el primer momento, UGT presentó alternativas para que el Sistema Público de Pensiones no corriese peligro, empezando por la derogación de la reforma de 2013. El Gobierno, por su parte, nos impuso tanto el año pasado como este la revalorización de las pensiones del 0,25%. Una cifra ridícula que nos llevó a movilizarnos para pedir justicia.

Ante todo esto, nuestros jubilados y jubiladas demostraron que somos importantes para el cambio. De hecho, me atrevo a decir que si no hubiera sido por nuestras movilizaciones, seguiríamos en el mismo punto. Las movilizaciones han provocado que el Gobierno presente modificaciones en los Presupuestos Generales del Estado, y aunque creemos que están a años luz de nuestras reivindicaciones, parece claro que solo yendo a la ofensiva acabaremos consiguiendo nuestros objetivos. No vamos a permitir que los pensionistas de hoy ni los del futuro tengan que pedir limosna para sobrevivir, y el Gobierno debe ser consciente de ello.

Este camino que iniciamos el pasado mes de octubre con las marchas que salieron desde todos los puntos del país y que confluyeron en Madrid con una gran manifestación, debe continuar con más fuerza. Y para ello necesitamos a todos. Desde UGT no solo respetamos, si no que necesitamos sumar a los movimientos sociales. Tenemos claro que los unos sin los otros será difícil conseguir los cambios. Es por eso que debemos intentar que todos esos movimientos se unan a nosotros y nosotros a ellos, que nos ayuden a ser más y a movilizarse más. Debemos seguir luchando, todos, por nuestros derechos y nuestras libertades.

Los derechos fundamentales no se tocan

De la misma forma, no dejaremos que año tras año nos vayan quitando derechos y libertades. Os aseguro que en UGT estamos preocupados con la regresión de la calidad democrática de los últimos tiempos. Personalmente, no me gusta vivir en un país donde se mete en prisión a dos raperos por la letra de sus canciones (independientemente de si me gusta o no esa letra), o donde tres sindicalistas riojanos han esperado desde hace 6 años un juicio por participar en un piquete y en el que se les piden 8 años de cárcel. Uno de ellos, por cierto, un ugetista de 30 años que ha estado sufriendo para que después el fiscal le rebaje la petición de la pena a seis meses de cárcel y, posteriormente, la conmute con una multa de 750€. ¿De verdad queremos un país así?

Estos temas, lamentablemente, no son objeto de debate en los medios, pero es nuestra gente y es nuestra sangre. Y ya advertimos que no pasaremos ni una que tenga que ver con los derechos fundamentales de las personas. Por ahí se empieza y no sabemos dónde se acaba. Porque mientras sufren, los que han robado siguen libres, sin prisión preventiva y sin privación de libertades.

En UGT queremos una España de libertades y de derechos, y es por eso que no vamos a dejar de luchar para que se derogue la ley mordaza, que nos impide realizar el derecho de huelga. Si queremos reivindicar y defender nuestros derechos, debemos entrar a fondo en estos temas.

Esto no acaba ni hoy, ni mañana, ni pasado. Si algo diferencia al movimiento sindical es que tenemos que explicar que hicimos ayer, que hacemos hoy y que queremos hacer mañana. No vamos a claudicar, y esta lucha continúa el Primero de Mayo, que será fundamental para recuperar los derechos de este país. Queremos salir con las calles llenas para situar de forma visual y en primer plano los problemas de los ciudadanos. Nunca como hoy han sido tan importantes las movilizaciones para cambiar las cosas en este país, y por eso os necesitamos. Convirtamos el Primero de Mayo en una jornada por las libertades, para conseguir tener un país con un alto nivel democrático y solidario.

Deja un comentario

Required fields are marked *.