panelarrow

Valor sindical

Blog de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT

exhumo-franco-dictador-ugt

24 octubre 2019
by UGT Comunicación Confederal
0 comments

Un triunfo de la democracia

Por fin, ha llegado el momento. El enaltecimiento de la figura del dictador debe acabar, y la restauración de la memoria histórica y el entierro digno de los miles de asesinados y asesinadas en la dictadura, debe ser una realidad.

Poco a poco, se han ido desmintiendo todas las mentiras y excusas que se han puesto para impedir la exhumación del dictador. El Tribunal Supremo ha hecho justicia y, aplicando la sensatez, ha evitado las trabas legales que se intentaron utilizar de manera torticera. La sentencia del Alto Tribunal deja clara una cosa, la exhumación ni tenia dificultad ni suponía un peligro para la vida de nadie. La sentencia y la exhumación no han sido otra cosa que un motivo de alegría de todas aquellas personas que han sufrido, directamente o a través sus familiares, la horrible crudeza del franquismo. Sigue leyéndome…

2C5605B8-37F1-4BE1-9C60-5C918F375419

13 octubre 2019
by UGT Comunicación Confederal
0 comments

Estado de excepción en Brasil. Lula libre!!!

Es emocionante escuchar en palabras de un hombre encarcelado injustamente que lo primordial no es su sufrimiento personal sino la causa justa que lidera.

Luiz Inácio Lula da Silva lleva un año y medio preso a raíz de una salvaje persecución judicial ante la que no podemos mantenernos impasibles. Por esta razón, el final de mi viaje por Sudamérica tuvo su parada más importante en la capital del estado brasileño de Paraná, Curitiba, lugar donde el gobierno ultraderechista de Bolsonaro mantiene preso al hombre que se atrevió a liderar un gobierno que puso a los sectores más desfavorecidos y olvidados en la agenda del gobierno del país más importante de Latinoamérica.

El saldo de la gestión de Lula se tradujo en cuarenta millones de brasileños saliendo de la pobreza, al mismo tiempo que Brasil experimentaba un fuerte crecimiento económico y, por decisión del gobierno de Lula, se hacían realidad los derechos sociales, como la salud y la educación, para esa parte de la población relegada históricamente producto del racismo y la exclusión neoliberal.

Lula se convirtió durante su gestión en un referente mundial de un liderazgo alternativo al de los líderes de los países más poderosos del planeta, que solo ofrecían subordinación y un modelo económico que privilegia a las élites, excluyendo a los trabajadores y trabajadoras.

Antes de la visita en su celda, tuve la oportunidad de compartir una interesante charla con los abogados y personas cercanas que trabajan incansablemente por la libertad de Lula. Pude conocer el odio clasista que se esconde tras la persecución al ex presidente aunque, sin ninguna duda, la principal razon de su encarcelamiento es el interés de sectores del poder económico, político y mediático de impedir que un proyecto de redistribución de la riqueza y justicia social vuelva a incomodar el orden de privilegios tradicional brasileño.
Para proscribir a Lula y al PT, que fue encarcelado cuando lideraba ampliamente las encuestas para las elecciones presidenciales del pasado año, se construyó una agenda de corrupción del estado de derecho que comenzó con el golpe institucional a Dilma Rousseff. Ese fue el primer paso, que sirvió para reestablecer un programa económico que no había sido votado por los brasileños. sin embargo, tras la destitución de Dilma, el PT volvía a encabezar las encuestas con el liderazgo de Lula, por lo que se activó la segunda fase del golpe; impedir su candidatura.

El temor ante lo que Lula representa debió ser tan grande que aquella estrategia jurídica, política, mediática y económica decidió que la amenaza de democracia y justicia social que representaba Lula debía ser encerrada en prisión.

El resultado de este proceso es un gobierno de ultraderecha, que ataca los derechos sociales, sindicales y los más básicos derechos civiles con su programa neoliberal, racista y homófobo.
La degradación de la democracia brasileña es tal que, en la actualidad, el poder judicial brasileño se encuentra tutelado por el poder militar, con miembros del sector castrense ocupando relevantes posiciones en las instituciones políticas y judiciales.

Tuve la oportunidad de obsequiar a Lula un cuadro con una lámina de las brigadas internacionales como símbolo del I Premio Internacional de UGT a la lucha por los derechos humanos y a la labor política que le hemos concedido. El ejemplo de aquellos hombres y mujeres comprometidos, entre los que estuvo un gran amigo de Lula y también fundador del PT, Apolonio de Carvalho, que viajaron a nuestro país para luchar frente al fascismo es el que me trae, en representación de toda la Unión General de Trabajadores, a defender la libertad de Lula, sinónimo presente de defender la democracia y los DDHH en Brasil. Me lo dijo el propio Lula en la visita: «Lula no está preso, están presas sus ideas».

Conociendo detalles del caso de Lula y de otros casos de lawfare contra líderes populares latinoamericanos, se hace evidente el nefasto papel desestabilizador de Estados Unidos. No es nada nuevo, lamentablemente, que la primera potencia política y económica mundial intervenga en la región a favor de las élites económicas y políticas y en contra de la democracia y los derechos humanos. El presidente de la mayor central sindical norteamericana (AFL-CIO), Richard Trumka, con quién compartí la visita a Lula, no podía ocultar su indignación ante el vergonzoso protagonismo de las administraciones estadounidenses, especialmente la de Trump, en la persecución a Lula.

Pero la posición europea y española también deja mucho que desear. Especialmente, nuestro país, que ante los fuertes lazos históricos y culturales con Latinoamérica, debería aumentar su compromiso con la plena democracia, el reparto de la riqueza y la cohesión social en sus países. Para ello, sería un enorme paso que el gobierno de España y la Unión Europea abandonen definitivamente los prejuicios ideológicos sobre lideres populares latinoamericanos como Lula y que pongan fin a la cobarde dependencia del poder económico que aprovecha el derrumbe de la democracia y del estado de derecho en Brasil como una mera oportunidad para hacer negocios. Exigir la libertad de Lula y el restablecimiento de Ia democracia plena en Brasil es una gran oportunidad para que España y la Unión Europea abandonen una agenda que no les pertenece y miren de una vez por el respeto a la democracia fuera de sus fronteras.

Lula libre!!!

WhatsApp Image 2019-10-10 at 16.41.37

10 octubre 2019
by UGT Comunicación Confederal
0 comments

Sindicalismo y democracia en América Latina

Estando todavía en tierras sudamericanas, me alegra realmente que mi primera visita sindical fuera a esta región. Mi paso por Argentina la pasada semana, con motivo del congreso de la CTA de los Trabajadores (CTA-T) y mi actual estadía en Brasil, a raíz del congreso de la CUT, me han permitido experimentar el presente del sindicalismo en esta zona políticamente apasionante pero convulsa del planeta.

Dentro de las experiencias vividas en cada uno de los congresos, que darían para varias páginas cada uno de ellos, debo destacar dos cuestiones: el carácter internacionalista del sindicalismo latinoamericano y su fuerte compromiso sociopolítico. Sigue leyéndome…

blogpepe-argentina-brasil

8 octubre 2019
by UGT Comunicación Confederal
0 comments

Una pregunta ineludible sobre la memoria

En el marco de una visita sindical por Argentina y Brasil, tuve hace unos días el privilegio de visitar el museo de la memoria que se encuentra en la antigua Escuela de Mecánica de la Armada de Buenos Aires (denominada actualmente Ex-ESMA). El privilegio responde, en primer lugar, a poder conocer el abordaje de las instituciones del estado en Argentina sobre un capítulo tan trágico (y tan reciente) de su historia.

Resulta llamativo que solo dos años después del fin de la dictadura, la justicia argentina juzgaba a los integrantes de la junta militar que gobernó el país entre 1976 y 1983. Pero en años posteriores, hubo una serie de retrocesos como las leyes de obediencia debida y punto final, que limitaron la posibilidad de juzgar al resto de responsables de los crímenes cometidos y los infames indultos que el ex presidente Menem otorgó a los militares previamente juzgados. Se sucedieron posteriormente años de impunidad donde los genocidas compartían las calles con sus propias víctimas y, muchos de ellos, mantenían su posición dentro del ejército. Incluso, se produjo la paradójica situación que el único militar argentino que rompió el pacto de silencio entre los represores, Adolfo scilingo, fue juzgado en España en el año 2005 por delitos de lesa humanidad a partir de sus confesiones.

Pero la democracia Argentina ya había comenzado a vislumbrar el fin de la impunidad justamente en esos años, con la intervención de la corte Suprema de justicia , que derogó las leyes de impunidad y estableció que los crímenes de la dictadura eran imprescriptibles, así como con la llegada al gobierno de Néstor Kirchner en 2003, que supuso un radical cambio a esta situación, con el establecimiento como prioridad de una política oficial de derechos humanos basada en los principios de memoria, verdad y justicia. Sigue leyéndome…

transicionjustaenergetica-ugt-octubre2019

5 octubre 2019
by UGT Comunicación Confederal
0 comments

Por una transición energética justa

ENDESA ha anunciado con el eufemismo de la “discontinuidad de la producción” el cierre de las centrales térmicas de As Pontes y Litoral. Hecho más que relevante que afectará negativamente a los trabajadores y trabajadoras de estas centrales pero también a las miles de personas de las comarcas donde están ubicadas. Por eso he decidido dar voz a los compañeros y compañeras en este blog:

Desde hace años en UGT llevamos colaborando en el desarrollo de un proyecto de transición energética justa, que permita ir sustituyendo paulatinamente las actuales tecnologías de producción energética por tecnologías sostenibles, con el fin de aunar la lucha contra la crisis climática y la producción necesaria para atender la demanda energética del país. Una transición energética justa que tiene que contar con un plan económico, social, laboral y territorial, que se acuerde en el seno de las mesas de diálogo social. Sigue leyéndome…