panelarrow

Valor sindical

Blog de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT

accidenteslaborales_acutacion12_UGT

Morir por ganarse la vida

| 0 comments

Hace un par de meses me reuní con los compañeros de la Sección Sindical de UGT-FICA Endesa de la térmica de Andorra, en Teruel, me reuní en la propia central, ante las noticias de que la empresa planeaba cerrar dicha central, no porque no fuera rentable, sino porque no quiere realizar las inversiones necesarias para poder continuar de acuerdo con los requisitos medioambientales. 

Uno de los compañeros que se reunió conmigo ese día fue Luis Polo Polo, de 55 años, Especialista de Operaciones y trabajador de Endesa desde 1984. Luis estaba casado y con dos hijas y fue compañero ugetista desde sus comienzos como trabajador y miembro de la Sección Sindical de UGT-FICA ENDESA en Andorra.

Desgraciadamente, Luis perdió la vida el pasado viernes en accidente laboral en la mencionada central térmica. Un auténtico drama, y desde aquí quiero enviar mi más sentido pesar, así como las condolencias de toda la Comisión Ejecutiva Confederal y trasladar todo nuestro apoyo y solidaridad tanto a la familia y amigos como a sus compañeros de trabajo y especialmente a la Sección Sindical de UGT-FICA.

Luis es una víctima más de esa execrable e injustificada lacra que es la siniestralidad laboral, que cada jornada de trabajo se cobra la vida de dos trabajadores y trabajadoras. Según los datos del Ministerio de Empleo hasta septiembre de este año fallecieron 461 personas trabajadoras y se habían producido un millón de accidentes laborales. Durante el 2016 fueron 629 personas con nombre y apellidos las que perdieron la vida por el solo hecho de intentar ganársela.

Esperamos y exigimos que la investigación de este desgraciado accidente se resuelva lo antes posible con el fin de esclarecer las causas y de adoptar cuantas medidas preventivas sean necesarias para que este terrible suceso no vuelva a repetirse.

Pero esto no es suficiente. La salud laboral es otra de las materias damnificadas por la crisis, a causa de los recortes que tanto las empresas como algunas administraciones han llevado a cabo. La Reforma Laboral de 2012 ha precarizado tanto las condiciones de trabajo que han convertido el empleo en empleo inseguro y de mala calidad, por lo que es fundamental y prioritario para nosotros conseguir su derogación, sólo así conseguiremos empleos dignos y con derechos donde la seguridad y la salud de las personas trabajadoras sea una prioridad tanto para las empresas como para las Administraciones.

Además, de la citada derogación, exigimos a las empresas el cumplimiento estricto de la normativa en prevención de riesgos laborales y de los convenios colectivos, así como que se implemente una política preventiva eficaz y activa, en la que prime, como no puede ser de otra manera la inversión y el diálogo con los sindicatos, con el fin de luchar todos unidos contra esta lacra social y laboral.
Se hace imprescindible un gran Pacto de Estado contra la Siniestralidad Laboral, entre el gobierno estatal, las administraciones autonómicas y locales y los agentes sociales, para conseguir entre todos y de una vez por todas acabar con el drama de los accidentes laborales.

La Administración tiene que fortalecer la Inspección de Trabajo, se necesitan más recursos tanto materiales como humanos con el fin de perseguir las malas prácticas e incumplimientos en materia preventiva y de seguridad y salud en el trabajo.

Por otro lado el Parlamento tiene que endurecer las penas por delitos contra los derechos de los trabajadores y trabajadoras, se deben agilizar los procesos judiciales que son en la mayoría de los casos, largos, muy largos y difíciles tanto para las víctimas como para sus familias.

En definitiva, debemos entre todos luchar contra esta lacra, que sigue siendo para la sociedad en su conjunto, la siniestralidad laboral. En esta sociedad del Siglo XXI, el sindicato reclama y reivindica empleos dignos, empleos de calidad y empleos donde la salud y la seguridad de los trabajadores y trabajadoras no peligre por falta de inversión. No nos cansaremos de “gritar” alto y claro que el gasto que se destina a la prevención de riesgos laborales es inversión y no un coste. Invertir en seguridad y salud en el trabajo supone evitar muertes innecesarias adoptando sencillas medidas preventivas.

Es escandalosamente indecente que alguien por el simple hecho de intentar ganarse la vida, la pierda a consecuencia de su trabajo. Tiene que ser una prioridad de todos acabar con esta lacra, desde luego lo es para nuestro sindicato.

Deja un comentario

Required fields are marked *.