panelarrow

Valor sindical

Blog de Pepe Álvarez

negociacion_UGT_acuerdo

El momento de volver a la mesa de negociación

| 0 comments

Después de conocer la nueva propuesta de la patronal de incremento salarial y otras materias (primero través de los medios de comunicación y después por mail y por carta, dejando a un lado la más absoluta lógica del protocolo de negociación), es tiempo de que la trasladen en la mesa negociación, que es donde debe proseguir el diálogo con el fin último de intentar alcanzar un acuerdo. Será allí donde hagamos una valoración en profundidad de dicha propuesta y donde podremos constatar el cambio de posición que han manifestado ante los medios de comunicación.

Sin duda alguna, parece un cambio de actitud por parte de la patronal, un paso adelante en el diálogo (que mantuvieron paralizado mucho tiempo), pero será necesario proseguir con las negociaciones para conseguir un acuerdo que garantice el poder adquisitivo de los salarios.

La patronal tiene que ser consciente de que es necesario compartir la recuperación, que ya ha llegado al excedente empresarial. Vemos todos los días titulares de prensa acerca de incremento de los beneficios empresariales, de aumento de los dividendos, de incremento de los salarios de los directivos, mientras la economía crece a ritmos del 3% y con una inflación del 3% en enero y febrero y del 2,3%, previsiblemente, en marzo. Es justo y está justificado el reparto de la riqueza a los salarios de las trabajadoras y trabajadores.

Además, en un contexto de aumento generalizado del empleo precario, el papel de los salarios es decisivo. No se debe unir a un contrato precario, un salario indigno, que no asegure el poder adquisitivo en incluso recupere parte de la capacidad de compra que ha perdido en estos años de profunda crisis económica. Y la mejor garantía para avanzar en la recuperación del poder adquisitivo de los salarios es la generalización de las cláusulas de revisión salarial, una herramienta que hace justicia cuando la evolución de los precios supera la inflación prevista.

Por supuesto, tanto el incremento salarial como las cláusulas de revisión deberán ajustarse a la situación económica de las empresas, lo que es lógico, tan lógica y justificada como nuestra posición. La negociación colectiva es justamente el elemento para poder repartir esos beneficios. Por tanto, creo que si la patronal nos hace esta propuesta en la mesa de negociación para intentar seguir negociando, es un punto de partida que, en todo caso, puede llevarnos a alcanzar un acuerdo.

Lo que carece de toda lógica y es absolutamente opuesto a un acuerdo es la pretensión de que las mutuas puedan conceder altas y bajas. Justificar esta medida, como ha hecho el presidente de CEPYME, diciendo que hay fraude en el absentismo es una acusación muy grave a la vez que infundada, que viene a cuestionar la profesionalidad y honestidad del personal sanitario del sistema público, lo que constituye un hecho intolerable, y de la honradez de los trabajadores y trabajadoras. Una acusación que realiza a la vez que hay una campaña a través de los medios de comunicación para crear el clima de opinión de que las bajas cuestan mucho dinero al Estado y las empresas, como el mismo ha afirmado públicamente.

Espero que reconsidere y rectifique estas afirmaciones y detengan de una vez esa campaña que pretende desprestigiar a los trabajadores y trabajadoras y al sistema de salud público, cuando saben además de manera certera (basta ver los datos de accidentes de trabajo sin baja que publica el Ministerio de Empleo) de que muchísimos trabajadores que sufren accidentes y enfermedades no cogen la baja médica por temor a despedidos, lo que es más fácil y barato gracias a la reforma laboral y la precariedad del empleo.

Deja un comentario

Required fields are marked *.