panelarrow

Valor sindical

Blog de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT

formacion_profesional_blog_valor_Sindical_Pepe_Alvarez_UGT

El futuro pasa por la FP

| 0 comments

Esta semana hemos mantenido la primera reunión entre Gobierno, Agentes Sociales y Patronales, del inicio del nuevo curso. En esta ocasión, el motivo era la formación profesional.

El Gobierno, encabezado por el presidente Pedro Sánchez y acompañado de la Ministra de Educación Isabel Celaá, nos presentó el Plan Estratégico de Formación Profesional. Un plan que tiene como objetivo situar la FP como el elemento clave de futuro para el sistema productivo y la mejora de la calidad del empleo.

Pero cuando hablamos de futuro queremos referirnos no solo a los temas estratégicos como la industria, formación, etc, sino también en el corto y medio plazo. Es necesario que hagamos un desarrollo gradual, incorporando a los sectores y territorios donde es más necesaria la Formación Profesional Dual.

Es evidente, por ejemplo, que su presencia no es la misma en el sector servicios que en el industrial, así como tampoco lo es en una Comunidad Autónoma o en otra. Los ritmos implementados son diferentes y es, en algunos casos, la consecuencia de los propios modelos formativos. Implantando de forma efectiva la Formación Profesional, podremos elevar el nivel de calidad del sector servicios, en turismo, seguridad, comercio, etc. Es importante dotar a nuestros jóvenes de elementos de formación que nos permitan ganar en calidad desde el punto de vista de contratación y condiciones económicas.

Desgraciadamente vivimos en un país donde los jóvenes creen que si quieren tener un futuro, deben pasar por la Universidad. De hecho, es una idea que se ha instaurado en nuestra sociedad. Incluso muchas familias viven como una ‘desgracia’ que sus hijos opten por la Formación Profesional en lugar de proseguir con el bachillerato y, posteriormente, la Universidad, sin saber que los estudios de Formación Profesional son una excelente puerta de acceso al mundo laboral y, también, un excelente puente a los estudios universitarios si se desean realizar posteriormente.

Necesitamos, más que nunca, empezar a prestigiar la FP, darla a conocer, y facilitar a las familias la toma de decisiones cuando se trata de orientar la formación de los más jóvenes. Los ciudadanos y ciudadanas deben tener la seguridad que es una buena opción. La Formación Profesional puede dar la oportunidad de obtener una salida profesional de una manera más inmediata, y facilitar que después tengan un desarrollo universitario, si se desea.

Hace tiempo que venimos reclamando la modernización de un sistema de formación profesional que adopte las medidas necesarias para mejorar la empleabilidad, su adaptación al mercado de trabajo, su eficiencia y su reputación. Solo haciendo atractivo el modelo podremos conseguir que la FP coja la relevancia que ya tiene en otros países y equilibrar, además, nuestro sistema productivo. Los datos demuestran que España está por debajo de la media de la OCDE en titulados de FP (30,4% en España, por un 44,2% de media en la OCDE). En Alemania, por ejemplo, no es casualidad que la situación del empleo sea la que es, o que los salarios sean más altos, o que la calidad del empleo sea muy diferente a la nuestra. El sistema tiene mucho que ver.

Hemos iniciado el debate con la mente abierta, pero con la convicción que son necesarios cambios inmediatos y visibles, convirtiendo la FP Dual en el mástil de esta formación. Hay ciertos aspectos que no podemos pasar por alto y que son necesarios para asegurar el éxito de este modelo.

Las prácticas de la FP dual deben tener participación de los comités de empresa en el seguimiento y en la tutoría., los alumnos tienen que formarse con garantías y con la remuneración adecuada.

La implantación de la FP Dual en la empresa debe hacerse con acuerdos específicos en la negociación colectiva, y ella no debe reducirse a la realización de prácticas en la empresa, sino a un sistema de aprendizaje en el centro de trabajo en el que las empresas deben tener capacidad para formar y asumir la responsabilidad sobre el alumno trabajador.

Debemos facilitar la implantación de un modelo de formación en las enseñanzas universitarias que pueda facilitar la transición de los titulados universitarios al mercado de trabajo. Y para todo ello, es necesario que las Administraciones Públicas y las propias empresas aporten una financiación suficiente

Estamos ante un gran reto y ante una gran oportunidad. Podéis tener la seguridad que desde los sindicatos, y especialmente la Unión General de Trabajadores hará todo lo posible para que sea provechosa para la sociedad.

Deja un comentario

Required fields are marked *.