panelarrow

Valor sindical

Blog de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT

diamarmota

El Diálogo Social y el Día de la Marmota

| 0 comments

Esta semana tuve un encuentro con periodistas y una de ellos me preguntó, con mucha gracia y retranca, que si no tenía la sensación de vivir el Día de la Marmota (en alusión a la película de la década de los 90 “Atrapado en el tiempo” en la que un periodista revive continuamente el mismo día) cuando nos referimos al diálogo social. Y entre risas de sus compañeros tuve que reconocer que sí, que, desde hace meses, cada vez que nos reunimos con miembros del Gobierno (desde el presidente hasta secretarios de Estado, pasando por la ministra de Empleo) éstos aluden al diálogo social, a su interés de llegar a acuerdos y a poner en marcha mesas de negociación, pero durante esos meses siguen sin ponerse en marcha esas mesas y el diálogo se circunscribe prácticamente a los titulares de los periódicos.

Esa falta de voluntad real la comprobamos desde el día en que el Secretario General de CCOO y yo nos reunimos con el presidente del Gobierno, que afirmó estar dispuesto a abrir el diálogo social. Pero lo primero que hizo fue fijar límites a la negociación e impedir cambiar reformas como la laboral. Desde entonces varios miembros del Gobierno y diputados del Partido Popular no han parado de repetir, como un mantra, que es necesario retomar el diálogo social e intentar llegar a acuerdos, pero ese supuesto ánimo no se concreta en nada. Incluso la ministra de Empleo se llegó a comprometer, el día 22 de diciembre, a poner en marcha de manera “inmediata” tres mesas concretas de diálogo: una sobre la calidad del empleo y la reforma laboral, otra sobre protección social y pensiones, y una más sobre la Ley de Mutuas. La de pensiones, que formalmente se había iniciado el 21 de diciembre, ha sido convocada para el próximo lunes. Espero que no sea un espejismo y que sea, de verdad, el inicio del diálogo social.

Y esa misma esperanza tengo puesta en la mesa de negociación del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC). Al igual que en el caso del diálogo social, parecía que estábamos viviendo constantemente el Día de la Marmota. Las patronales CEOE y Cepyme no paraban de decir que era necesario avanzar en la negociación, pero era imposible que trasladaran su posición a la mesa y que respondieran a nuestra oferta de incremento salarial entre un 1,8% y un 3% para 2017, en base a las previsiones de inflación y al crecimiento económico. Hace dos días hemos conocido también la propuesta oficial de CEOE y Cepyme de incrementar los salarios entre un 0% y un 1,5%, y un 0,5% más en función del aumento de la productividad y la reducción de absentismo. Unas propuestas claramente insuficientes que abocan a los trabajadores y trabajadoras a perder dinero, como se constata a la vista del IPC de diciembre (1,6%) y las previsiones de inflación para 2017 entre el 1,2% y el 1,6%. Pero confío en que no sea una propuesta final, sino que sirva para comenzar a negociar desde su posición y la nuestra y hallemos un punto de encuentro. Y para eso, es necesario que CEOE y Cepyme presenten su propuesta en la mesa de negociación del AENC, que es donde debemos discutirla.

Ojalá despertemos de este letargo negociador y se acabe el Día de la Marmota, porque las necesidades y los problemas de los ciudadanos eran y son acuciantes. Hay millones de trabajadores y trabajadoras en España que siguen sin tener empleo. Hay millones de personas con enormes dificultades para vivir dignamente. Y tener trabajo no es garantía de conseguirlo. La devaluación salarial es abrumadora. El 35% de los asalariados en España, 5,6 millones de asalariados, cobran en promedio anual un sueldo inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), y, de ellos, más de 3,6 millones de trabajadores y trabajadoras viven con menos de la mitad del SMI. Mientras, vemos cómo la economía crece y que las empresas obtienen beneficios, hay muchísimos trabajadores pobres.

Para UGT, es prioritario rescatar a las personas de ocho años de intensa crisis y políticas de recortes. El crecimiento económico no logrará eso por sí solo. UGT recuerda que nuestro país necesita un plan para crear empleo con derechos (1 de cada 5 españoles está en el paro, la mitad de los desempleados son de larga duración, y uno de cada dos jóvenes no tiene trabajo), para asegurar las pensiones y mejorar el sistema de protección social (la mitad de los parados no tienen ningún tipo de cobertura) y combatir la pobreza creciente incluso entre la población trabajadora (700.000 familias no tienen ningún tipo de ingresos, 1,5 millones de hogares tienen a todos sus miembros en paro, y uno de cada cuatro ciudadanos vive por debajo del umbral de la pobreza) mediante mejores salarios y empleos estables.

Deja un comentario

Required fields are marked *.