panelarrow

Valor sindical

Blog de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT

63AD8AE7-5E8A-473D-9286-0E1C1CC2E540

19 mayo 2018
by UGT Comunicación Confederal
0 comments

Para decir a la cara a ETA y su mundo lo que son, teníamos que estar en Cambo-les Bains

Por fin, la banda terrorista ETA ha anunciado su disolución definitiva. Una gran noticia, aunque, lamentablemente, llega tarde y muchos ciudadanos y ciudadanas, entre ellos sus víctimas, ya no lo verán.

El terrorismo siempre ha estado acompañado de terribles consecuencias. Las primeras y más evidentes son la muerte, el
dolor y el terror. Pero hay muchas otras, como la polémica que siempre ha generado, incluso entre las propias víctimas. Alrededor de la escenificación teatral de su disolución en la localidad francesa de Cambo-les Bains, volvimos a vivir esas polémicas, y UGT en concreto ha sufrido críticas por la decisión de su secretario general de UGT Euskadi, Raúl Arza, de acudir a ese acto. Ahora que han pasado unas semanas, que el calor del momento ha pasado, quiero hacer una reflexión desde la serenidad.

Nosotros pensamos que nuestra obligación era estar allí, mirar a los ojos a “mediadores” y “observadores” internacionales y componentes del mundo de ETA y, ante las más que previsibles loas y vanas justificaciones, decirles lo que pensamos: que ETA es una banda asesina que ha provocado muerte y dolor de manera injustificada e innecesaria. Fuimos para certificar de una vez por todas que la organización terrorista desaparece definitivamente tras décadas de terror, acoso, extorsión y asesinatos al conjunto de la sociedad vasca y española y, en especial, a nuestros militantes y a nuestra organización, que sufrió en primera persona su violencia de persecución y su negativa a reconocer la pluralidad de la sociedad vasca. Muchos de los que nos critican olvidan que muchas de las víctimas directas de esa banda asesina eran militantes de UGT, y olvidan que éramos nosotros, junto a otros muchos, los que convocábamos, promovíamos y estábamos al frente de todas las manifestaciones de condena y repulsa que se realizaron en España contra ETA. ¿Cómo no íbamos a ir a Cambó-les Bains a decirles a la cara lo que son y reprocharles todo el daño que han producido?

Para UGT­ no puede ser una celebración ni el broche final a décadas de violencia sin sentido. ETA desaparece unilateralmente tras no conseguir ninguno de sus objetivos, dejando miles de víctimas inocentes por una violencia que causó un daño injusto e irreparable y que nunca debió existir ya que en ningún caso se justifica la utilización de la violencia para la consecución de objetivos políticos.

UGT­ espera que tras la disolución definitiva de ETA, que llega tarde, se abra un nuevo escenario que nos acerque a la convivencia pacífica en todos los ámbitos, incluido el laboral, que la sociedad vasca y española se merece.

Desde aquí quiero agradecer a Raúl Arza su gesto valiente, a sabiendas de que sería criticado, y reconocer una vez más el sufrimiento y la lucha diaria de los afiliados y militantes ugetistas de toda España, y de manera muy especial a los de Euskadi y Navarra, que han mirado a la cara día a día al terrorismo y se han mantenido allí, a pesar de todas las dificultades y que aún hoy, en otra medida, padecen. A todos ellos mi reconocimiento y mi afecto.

PD: En recuerdo y queriendo honrar a las víctimas de ETA, y en especial nuestros compañeros ugetistas que sufrieron su acoso, sus extorsiones, sus agresiones, las heridas que les infringieron e incluso la muerte, como Froilán Elexpe Inciarte, el 20 marzo 2001; Félix Peña Mazagatos (Mendeku), el 6 de mayo de 1987; Francisco Díaz de Cerio Gómez, el 31 de enero de 1991; Francisco Javier Mijangos Martínez de Bujo, el 23 de noviembre de 2001; Epifanio Vidal Vázquez, el 25 octubre de 1978; Joaquín Becerra Calvente, el 2 julio de 1980; Isaías Carrasco Miguel, el 7 de marzo de 2008; Iñaki Totorika Vega, el 9 de marzo de 2001; o Germán González López, en 1979.

chanin_15M_UGT_movi

15 mayo 2018
by UGT Comunicación Confederal
0 comments

El espíritu del 15 M se abre paso de nuevo

Hace siete años, tal día como hoy, vivimos como la indignación y la crispación ante una crisis que se estaba cebando de nuevo sobre los más débiles Se convertía en un movimiento que se canalizaba con cientos de manifestaciones que muchas de ellas y me avisaban con una acampada que muchos de los otros aun tenemos la mente.

Ese movimiento traspasó nuestras frontera y llenó las primeras páginas de los periódicos y las aperturas de los informativos de radios y televisiones de todo el mundo, removió nuestras conciencias, convulsionó a nuestras organizaciones y parecía que iba a cambiar el mundo. Incluso algunos hablaban de la reinventar el capitalismo (incluso de su muerte). Aún recuerdo la rueda de prensa previa de Democracia Real Ya con Rosa María Artal, entre otros, y nadie (al menos yo no) era capaz de vislumbrar los que se iniciaría días después y que durante semanas haría temblar los pilares de muchas instituciones de nuestro país y ‘sobre todo’ nos hizo reflexionar.
Sigue leyéndome…

blog_pepe_alvarez_sindicato_hacemos

12 mayo 2018
by UGT Comunicación Confederal
0 comments

Sabemos cuál es nuestro trabajo

Viene siendo habitual (que no normal) en nuestra sociedad meterse con el papel de los sindicatos: que si deben o no hacer esto o aquello, si su misión es esta o aquella, de si deben estar aquí o allá, o si deben opinar de esto o de aquello no… En este último tiempo, incluso, se ha llegado a decir que nos hemos vendido a causas políticas tras lo acontecido en Cataluña. Pero esas opiniones suelen estar trufadas de falsedades o medias verdades. Los ataques al sindicalismo y a los sindicalistas no son precisamente de ahora, han existido siempre, pero eso no puede hacer que nos conformemos.

Si una cosa caracteriza a la Unión General de Trabajadores desde sus inicios hace 130 años es su lucha por los derechos y las libertades de los trabajadores y las trabajadoras. Y es en ese ámbito donde queremos, debemos y tenemos que estar, en el ámbito del progreso y de la defensa absoluta de las libertades y derechos de los ciudadanos y ciudadanas en este país, sin influencia de nada ni de nadie. Sigue leyéndome…

movilizaciones_UGT_banderas

5 mayo 2018
by UGT Comunicación Confederal
0 comments

No aguantamos más, no tragamos más… Es tiempo de movilizaciones, es tiempo de ganar

Las manifestaciones del Primero de Mayo convocadas por UGT y CCOO tuvieron un seguimiento muy grande a todas luces, y a pesar de las dificultades meteorológicas o festivas del macropuente. ¿Qué significa este gran apoyo? Sencillamente, que la gente está harta y quiere manifestar su cansancio, debe que no aguantamos tanta desigualdad, que no tragamos más injusticias, que queremos recuperar nuestros derechos y conseguir otros nuevos, que es tiempo de ganar, pero ganar todos, no solo los ricos, y especialmente los que menos tienen. Porque ya es hora de rescatar personas y no solo autopistas y bancos.

Antes de esta jornada de protesta y reivindicación, ya sabíamos que iba a ser un éxito. El trabajo realizado por todas las compañeras y compañeros de la organización, las movilizaciones feministas del 8 de marzo y las manifestaciones por unas pensiones dignas nos permitieron augurar un gran respaldo, porque la gente se ha dado cuenta que las movilizaciones son la palanca para cambiar las cosas, para que el Gobierno (que decía que no había dinero salvo para rescatar autopistas) cambie sus políticas, para que los empresarios se den cuenta de que es necesario repartir la riqueza y que eso es bueno para todos. Y así pasó. Madrid, Barcelona, Murcia, Valencia, Bilbao, Sevilla… hasta 70 ciudades de nuestro país se volcaron por una reclamación justa, para decir que hasta aquí hemos llegado, que ahora les toca ganar a los trabajadores y trabajadoras y sus familias, a los que más sufrieron la crisis, a los que aún padecen sus consecuencias, a los más desfavorecidos, a los pobres. Sigue leyéndome…

slaboral_28_abril_UGTb

28 abril 2018
by UGT Comunicación Confederal
0 comments

La vida de una persona no tiene precio

La historia se repite. Otro 28 de abril, como si fuera una maldición, debemos seguir lamentando el aumento de accidentes laborales, de enfermedades profesionales y la pérdida de vida de centenares de personas en sus trabajos.

Según los datos, el año pasado murieron 618 personas en accidentes laborales, o lo que es lo mismo, 2 personas perdieron la vida en su trabajo cada día del año. Y no es por casualidad. Desde hace años venimos denunciando las causas por las que suceden todos estos accidentes, pero seguimos viendo las mismas carencias. Tanto el Gobierno como las empresas nos han demostrado que les sale más barato pagar los accidentes laborales que poner soluciones. Parece ser que la vida de un trabajador o una trabajadora es menos importante que los dividendos a repartir. Y no lo podemos permitir.

La UGT, desde su fundación, ha luchado por los derechos y las libertades de todos los trabajadores y trabajadoras, y para nosotros la vida y la salud de las personas no tiene precio. Nos cuesta mucho ver como día tras día mueren compañeros y compañeras por el simple hecho que no se ha invertido lo suficiente en seguridad. Las reformas laborales han permitido que las empresas se enriquezcan a costa de los trabajadores y trabajadoras. Nunca, en todos estos años, ha habido ninguna razón que nos haga pensar que podíamos bajar la guardia en este tema. Sin embargo, todas estas reformas han provocado que las empresas se forren y ganen, ahora mismo, más dinero que nunca, y siempre a costa de los mismos, los trabajadores. Ante esta situación no podemos permitir que escatimen en la inversión necesaria para poder trabajar con seguridad y con salud. No queremos ni un accidente más. No queremos ni una persona más que sufra una invalidez por culpa de un trabajo que puede acabar con su vida. Y no queremos ni un muerto más.

La precariedad mata

Hay soluciones efectivas para revertir esta situación que se agrava año tras año, y derogar las reformas laborales es el paso más importante. Son las que no permiten que la gente pueda exigir libremente los instrumentos para poder trabajar con seguridad. Son las causantes de la rebaja de salarios en la mayoría de las empresas. La precariedad mata. Las empresas han preferido poner en riesgo la salud de las personas a invertir en tecnología. Prefieren pagar pluses de peligrosidad a evitar que los trabajos sean peligrosos. Pero esto no va a continuar así. No queremos esos pluses.

Y no queremos ver como las enfermedades profesionales siguen aumentando de manera dramática. Las camareras de piso en los hoteles no pueden dejarse la espalda cada día que van a trabajar para limpiar las habitaciones. Hay que invertir para que lo hagan en condiciones adecuadas para su salud. La mujer está pagando la precarización y la falta de prevención en los puestos de trabajo y se deben poner soluciones.
No podemos tolerar el sufrimiento psicológico laboral. Esta auténtica lacra del siglo XXI, los riesgos psicosociales, tiene el desafortunado honor de haberse convertido en la primera causa de muerte por accidente laboral originado por enfermedad no traumática. El acoso en todas sus modalidades y la violencia en el trabajo son sus mayores exponentes y las más deplorables consecuencias de su falta de prevención.
Hoy, 28 de abril, Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el trabajo, marcamos un antes y un después en relación a la lucha contra los accidentes de trabajo. Todo el sindicato se ha puesto en pie para que no se nos pase ni una y plantemos cara en las empresas. El Gobierno debe ampliar de manera inmediata las plantillas de la inspección de trabajo para que llegue a todos aquellos sitios donde las personas trabajan de forma obligatoria de manera infrahumana, y a los que el sindicato no está presente para vigilar.

Este año va a ser de movilizaciones y de lucha, y hay que incluir la salud y la seguridad en el trabajo en nuestras prioridades, empezando por este Primero de Mayo. Debemos inundar las calles de trabajadores y trabajadoras que con un grito unánime pidamos al gobierno el reparto de la riqueza. Solo de esta manera conseguiremos mejores salarios, empleos de calidad, pensiones dignas, igualdad o salud y seguridad.

PD: Hoy 28 de abril no puedo dejar pasar la ocasión para recordar a nuestro compañero Eloy Palacios, bombero que perdió la vida haciendo su trabajo. Hace escasamente un mes, el juez dictó sentencia rechazando indemnizar a su familia y alegando que la actitud de Eloy fue temeraria y fuera de las órdenes. Eloy perdió su vida por salvar la de otros (Comunicado de FeSP-UGT). Mi recuerdo para él y para todos aquellos trabajadores y trabajadoras que perdieron la vida.